Descubre como hacer un buen café. La temperatura del agua, el tiempo de exposición del grano, la textura del grano de café molido. Todo influye a la hora de extraer todos los matices.

Como hacer un buen café

El café es algo muy personal. Lo que para ti puede ser un buen café para otra persona puede ser un brebaje infame. Hay muchas formas de preparar café y sin duda la mejor es aquella que más te guste.

Dejando claro esto, como unos pocos conocimientos puedes perfeccionar la forma en que haces el café para obtener una bebida más exquisita.

De todas formas, la experiencia es la madre de la sabiduría. Por eso te animo a que experimentes con todas aquellas variables que influyen en el sabor y aroma del café.

Concretamente prueba a variar el grado de tostado, las diferentes procedencias geográficas o cambiar la forma en que preparas el café.Todo esto te va a guiar en el placentero camino que lleva a descubrir como hacer un buen café.

hacer un buen café

La cafetera y el equipamiento

Asegúrate de que limpias todas aquellas herramientas que utilizas en la preparación del café después de cada uso. Cafeteras, molinos y filtros deben estar limpios para evitar arrastrar sabores de anteriores usos.

Enjuaga todo con agua limpia y caliente. Seca después con un trapo limpio o papel absorbente. Es importante que te asegures de no dejar restos de polvo de café o de aceite (cafeol) que pudiesen contaminar las futuras tazas de café .

Factores que influyen en el sabor del café

Un gran café comienza con la selección de unos buenos granos. La calidad y el sabor de tu café no solamente depende del proceso de obtención de la bebida. También del tipo de café que has comprado. Por ejemplo, los favores que puedes obtener pueden variar mucho dependiendo del tostado.

como hacer un buen cafe en cafetera de bar

Algunos de los factores que influyen en el sabor son:

Existen infinidad de posibilidades combinando estas variables. No existe una combinación ideal. Debes probar aquella que más te guste. Por ejemplo puedes elegir un tostado oscuro adecuado para cafés expresos y usarlo en una cafetera de goteo.

La frescura del café

El tiempo que pasa entre el tostado del café y el momento en el que se deposita en la cafetera puede darte unos gustos muy diferentes. Usar el café en el menor tiempo posible desde que ha sido tostado. Un café recién tostado es esencial para tener una buena calidad en la bebida.

Para evitar perder la frescura del café lo ideal es que lo compres en pequeñas cantidades. Comprar sólo lo que utilizarlas en una o dos semanas.

Sobre todo- y está de más decirlo- nunca re utilices los residuos de un café ya hecho. Cuando el agua caliente pasa por el café molido extrae todas aquellas sustancias que son responsables de los sabores y olores deseables del café.

Moler el café

Si compras el café en grano siempre intenta molerlo justo antes de preparar la bebida. Sólo así conseguirás la máxima frescura.

El tamaño de las partículas del café molido es extraordinariamente importante. A menor tamaño de la partícula de café molido, mayor cantidad de sabores y sustancias serán extraídas cuando se sumergen en agua caliente.

Si el café que tienes tiene un gusto amargo es probable que estés extrayendo demasiadas sustancias del café por ser demasiado fino. Si por el contrario el café que utilizas tiene poco sabor es probable que la textura del grano molido sea demasiado gruesa.

Lo ideal es conseguir un molinillo que triture los granos para obtener un tamaño de grano homogéneo.

Moler café en Thermomix

Moler café en la Thermomix no es lo más recomendable. Un molinillo de cuchillas es menos preferible debido a que el tamaño de las partículas es muy variable. Si solo tienes en casa un molinillo de cuchillas tipo Minipimer o Thermomix, prueba a comprar los granos de café en un sitio donde te lo puedan dar molido a partir de un molino de prensa. Te sorprenderá la diferencia de sabor.

El agua para hacer un buen cafe

El agua que utilices para hacer el café es muy importante para la calidad de la bebida. Utiliza agua embotellada o filtrada si el agua del grifo tiene demasiado olor a cloro o es demasiado “dura” (contiene mucho calcio) o salina.

Si estas utilizando agua del grifo, dejarlo abierto algunos segundos para desechar el agua acumulada en la llave o tubería. Asegúrate de utilizar agua a temperatura ambiente. Evita utilizar agua destilada.

Relación agua-café

Esta normalmente aceptado que existe una “relación de oro” entre la cantidad de agua y de café. Para un café tipo americano, por cada 250 ml de agua deberías utilizar entre 15 y 20 gramos de café.

La temperatura del agua caliente

La temperatura ideal que debería mantener la cafetera para una óptima extracción del café está entre 90 y 96 grados centígrados. Si la temperatura es inferior a los 90° podemos obtener un café con poco sabor debido a que no se han extraído suficientes esencias del grano. Si, por el contrario, la temperatura es demasiado elevada podemos extraer demasiadas sustancias y obtener un gusto un poco amargo.

El café se enfría rápidamente después de que es servido. Dependiendo del recipiente que utilicemos puede tardar más en enfriarse. Si vamos añadirle leche o nata debemos calentar la primera. De todas formas, la mejor temperatura para beber el café es una cuestión de gusto personal.

El tiempo de elaboracion del café

La cantidad de tiempo que el agua caliente está en contacto con los granos de café es muy importante para conseguir el sabor.

En un sistema de cafetera por goteo el tiempo de contacto debería ser de unos cinco minutos.

Si estas utilizando una cafetera de émbolo (cafetera francesa) el tiempo de contacto del café con el agua debería estar entre los 2 y 4 minutos.

En las cafeteras a presión, tipo cafetera italiana, para obtener un café espreso el tiempo de contacto con el agua caliente debe ser especialmente breve( entre 20 y 30 segundos). En una cafetera espreso tipo italiana deberíamos poner la cafetera al fuego medio o bajo y luego bajar el fuego al mínimo una vez que empieza a salir el café.

Si estás haciendo el café manualmente, permite que el agua llegue al punto de ebullición. Apaga entonces el calentador o el fuego y permite que el agua repose durante un minuto antes de añadir el café.

En todo caso puedes experimentar con el tiempo contacto con el agua caliente. Si lo que obtienes es un café especialmente amargo o intenso probablemente el tiempo de extracción sea demasiado largo. Si por el contrario notas que el café tiene poco sabor es probable que necesite más contacto con el agua caliente.

Como hacer un buen café en cafetera de bar

Hacer un buen café en cafetera de bar es más fácil que con otro tipo de cafeteras. Las máquinas de café vienen preparadas para regular la presión de funcionamiento. A mayor presión el café desprende una mayor cantidad de sustancias. Por eso en las cafeteras a presión el café debe estar menos tiempo en contacto con el agua caliente. Para evitar extraer las notas más amargas del café.

Probablemente sea en los bares donde puedas disfrutar del mejor café. Aparte de la selección del grano, éste viene envasado al vacío y se muele justo antes de colocarlo en la máquina.

No obstante, si tienes un molinillo de prensa en casa y una cafetera que trabaje entre 15 y 20 bar, seguro que puedes dar con la fórmula de como hacer un buen café en cafetera de bar.

Como hacer un buen café de puchero

Este es el sistema más antiguo- y más sencillo de preparar- un café. Realmente se trata de una infusión de café.

Esta es la recomendación para hacer un buen café de puchero, también conocido como café de Pota o pote.

Molemos 70 gramos de café en grano (arábiga,tueste natural) y lo intentamos dejar con una textura en algo gruesa (no demasiado fino).

En primer lugar ponemos un litro de agua fría en un cazo grande. Le añadimos cuatro cucharadas soperas de azúcar y lo ponemos al fuego. Cuando el agua se rompa a hervir apagamos el fuego. Añadimos el café molido y removemos. Dejamos reposar 2 minutos.

Finalmente pasamos el líquido a través de un filtro de tela o de papel y servimos.

Saber como hacer un buen café de puchero nos permite tener una bebida aromática, de diferentes matices y con una baja concentración de cafeína.

Disfrutar de un café

Un último consejo. Prueba a disfrutar del café desde el primer momento en que empiezas a prepararlo. Disfruta su aroma mientras pones el grano en la cafetera o en el molinillo. Y , bébelo despacio, nota todos los matices afrutados y el regusto ligeramente amargo que deja al fondo de la lengua.

Como hacer un buen café
4.5 (90%) 2 votos.
Emite el tuyo

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
Share This